La efectividad de las campañas de promoción tras las últimas actualizaciones de Gmail

Desde hace varios meses, los usuarios que empleamos el servicio de correo electrónico de Google, hemos visto un cambio radical en el diseño de la Bandeja de Entrada. Han creado un segundo nivel, en el que se han integrado las nuevas pestañas Social y Promociones, sin que necesariamente el contenido comercial pase directamente a formar parte del apartado SPAM. Ahora Gmail pretende ser mucho más efectivo realizando un análisis previo del emisor y del contenido de dicho correo electrónico y así es cómo nos los clasifica.

Google tiene el afán de mejorar la experiencia del usuario en la navegación. Cogen esta afirmación como “leitmotiv” y así lo instauran en cada una de sus aplicaciones, así como en los resultados de búsqueda de Google.

Como hemos mencionado anteriormente, la organización de nuestro correo se ha automatizado. Por un lado, nos han establecido nuevas pestañas para mejorar la experiencia del usuario:

  1. Principal: Donde antes nos entraban todos los mails indiscriminadamente, ahora sólo encontraremos las mails que son prioritarios.

  2. Social: Aquí se clasifican todas las actualizaciones y todo lo relacionado con nuestras redes sociales.

  3. Promoción: Donde en principio, acaban todos los mails de índole comercial.

El caso es que, todos estos cambios están favoreciendo una navegación más satisfactoria, sobre todo a las personas que reciben un montón de emails al día. De este modo, para el usuario éste nuevo sistema de clasificación de emails resulta mucho más sencilla y ordenada. Además pueden crearse tantas pestañas como se quieran incluyéndole una categoría-descripción a la misma.

Pero la cuestión es que para los usuarios profesionales, este cambio está siendo un verdadero problema. Las pestañas Social y Promociones identifican tan bien los emails que las tiendas online están teniendo muchos obstáculos para hacer llegar sus comunicaciones a su público objetivo. Los newsletter o emails promocionales, quedan fuera del apartado Principal, de modo que plataformas que ofrecen servicios de correo masivo como MailChimp, han visto afectada su eficacia.

De hecho, el equipo de MailChimp ha hecho público un post (en inglés) en el que comentan las interferencias que están sufriendo sus envíos masivos y cómo ello está perjudicando a sus clientes. Después de realizar infinidad de pruebas, han concluido que si Gmail identifica términos como “Suscripción” o “Darse de Baja” éste directamente pasa a esas pestañas de segundo nivel que comentamos. La cosa es que la mayoría de los usuarios, hacen caso omiso a estas dos pestañas nuevas lo que hace que se desplomen los ratios de apertura.

Para evitar que esto ocurra hay varias formas. La primera sería que el mismo suscriptor a nuestras notificaciones, newsletters, correos.. los incluyan en el apartado Principal. Pero si esto no fuera posible, tendríais que ser vosotros mismos los que informarais a vuestros usuarios sobre este hándicap: sólo han de seleccionar vuestro email y arrástralo a la bandeja Principal.

La segunda solución sería, personalizar todos los emails, requiere mayor desarrollo pero que mantendría las comunicaciones comerciales en la Bandeja Principal. De esta manera, se enviaría el email desde nuestro mail server, funcionando como una aplicación de email y no como una promoción. Para poder realizar esto último, es posible instalar aplicaciones de correo electrónico en la mayoría de las herramientas de desarrollo web.

Por último, mencionar que Gmail posibilita volver al diseño antiguo de bandeja de entrada, pero no suele ser habitualmente la opción escogida por la mayoría de los usuarios. De momento, las tablets y smarthphones no han sufrido esta actualización de Gmail, pero estará al llegar. Nos gustaría saber ¿Qué te han parecido estos cambios? ¿Útiles? ¿Quieres compartir tus impresiones con nosotros? ¡Cuéntanos!


mailchimp   emailing